.
Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés. Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés. Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés.
  Noticias * Lecciones Espirituales * Linaje Episcopal Canónico * Historia de la IOUA  
  Fundamentos Principales de la IOUA-C * Patriarca Moisés * Sus Preguntas * Cartas y Respuestas * Vacantes  
 
 
 

LECCIONES ESPIRITUALES


72. SERMÓN DE PATRIARCA MOISÉS
SOBRE BAUTISMO DE JESUCRISTO Y SOBRE LOS DÍAS DE RENOVACIÓN DE LA TIERRA,
21.01.2007


 

El Bautismo de Jesucristo

En el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo.

¡Cristo ha sido bautizado! ¡En el río Jordán!

Hemos escuchado hoy la historia del San Evangelio de Mateo (Mateo, III :11-17) acerca de cómo sucedió todo, empezando del Juan el Bautista. Hemos oído como Juan el Bautista preparaba a todos al arrepentimiento, y dijo: "Enderezad sus caminos, alineadlos, rellenad los agujeros, descantead las colinas para Él que va a juzgar a la gente. Por ahora os bautizo con agua (es decir, ocurre el bautismo simbólico, y el agua es como un signo de lavado de los pecados), lavandovos, libero su conciencia de pecado, y deseáis arrepentirse entonces." La gente salían de él y todos se confesaban para limpiar de pecados, todos se arrepentían, incluso los fariseos y saduceos, y les dijo Juan: "¡ Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?" (Mateo, III: 7). "Ustedes, la gente astuta, ¿también quiere ser salvada? "Así que no quiera ser castigada por sus pecados, cuando el hacha está por encima de usted y todo está listo para el castigo. Es decir, Juan les desenmascaraba aquí porque no veía el arrepentimiento verdadero, sino veía que iban a él y para por si acaso, porque mucha gente creía que él era de verdad un profeta de Dios (Mateo, III:5), por lo que decidieron por sí mismos - tenemos que ir. Porque la política de la Iglesia entonces se orientaba a Juan porque también pensaban: de repente, él es un profeta, entonces la gente va a seguirle y dejarán nosotros porque no apoyamos a él. No tenían sinceridad, es por eso que Juan el Bautista les desenmascaraba y les decía, que aún su arrepentimiento no les ayudaría ya que no era sincero. Dios requiere de cada uno de nosotros.sólo el arrepentimiento verdadero.

Juan el Bautista también nos llama a hacerlo. Él dice: "Yo os bautizo en agua, y Él que viene os bautizará en el Espíritu Santo y fuego". El Espíritu Santo. Tomamos el poder del Espíritu Santo constantemente, santificandose con la oración y las obras buenas.

Cuando el Espíritu Santo desciende sobre nosotros - esto es tal calor, tal gracia, a veces, incluso alguna gente que ha hecho algo malo o simplemente no están listos a tomar tal gracia siente náuseas. Y la gracia desciende cada vez más y más fuerte. Y no importa que temperatura es en la habitación, la gracia crea tal temperatura que parece que el fuego se enciende aquí.

Una vez predicaba en los Estados Unidos a los sacerdotes, y uno de ellos dijo: "Tus palabras son como el infierno del Espíritu Santo". Así que les caracterizó. Ellos se pusieron rojos durante el sermón. De hecho, los fieles amaban mucho escuchar las palabras que predicaba, y el clero era muy celosa de estas palabras, celoso de mí predicación, ya que no pudieron predicar tanto. Y cuando cantó la oración la cual cantabamos, ellos sintieron como la gracia de Dios descendía, era un shock para ellos. Su envidia excedió límites, entonces un de ellos dijo en la manera muy clara y correcta que: "Tus palabras son como el infierno del Espíritu Santo". Para ellos, el Espíritu Santo de verdad es el infierno.

Así Él viene que os bautizará con el Espíritu Santo. Si ustedes no aceptarán el bautizo verdadero, van a simular, entonces, cuando el Espíritu Santo entra en Su fuerza, y Él va en su fuerza ya, nadie podrá resistir. Porque para ellos será como el infierno. O incluso más - como el lago de fuego (Apocalipsis, XX:15). Saben, como el fuego, que limpia la tierra.

Esta vez, va y vendrá después del reino milenario. Entra en vigor ya con el reino milenario. Reino milenario está en el camino ya. Este reino ya ha comenzado, ya está en nosotros, ya se sienten ustedes en sus corazones. Nos sentimos como bien estar con Dios. Y nos sentimos como malestar sin Él en serio como terriblemente, nos da miedo estar sin Él . ¿Verdad? Por lo tanto tenemos que santificar a sí mismos constantemente.

Al nacer a este mundo Dios nos da unas fiestas grandes con eso. Son los cumpleaños de la calma, la paz, perdón de la Tierra . En estos días la Tierra se santifica. Y en estos días se debe abstenerse de las acciones malas, el asesinato, etc.

Pero algunas personas no entienden esto y es un ejemplo para toda Ucrania, todo el mundo.

Y conocemos esta persona, que se hizo famoso por su maldad. Y, al parecer, nada podría pararla, nada podría perjudicarla. Estuvo listo para desgarrar Ucrania en pedazos, en las federaciones, etc. ¿Sí? Tribunales no actuaban.

Pero su sacrilegio va de tal manera que los días de fiestas (ya sabes de que estoy hablando, y usted sabe lo que ocurrió), en los días de tranquilidad, paz, amor, día del perdón del mundo, cuando están muchos ángeles en la Tierra , a cuales no merecemos, se va a disparar a los animales que quieren vivir. Y los mismos animales, son las almas puras, son más espirituales que nosotros. Y Dios oye a ellos. Y la arma fue contra él y disparó, como a los jabalíes, los lobos en los arbustos. ¿Sí?

Este es un ejemplo a Ucrania para siempre, que una vez fue un hombre muy influyente que no tenía miedo de ningún Dios, ningún juez, ningún hombre, y aún en los días santos fueron a matar por diversión. No porque él quería comer, o su familia moría de hambre, sino porque quería hacerlo. Y su arma va contra él y le mató (ya saben cómo ocurrió esto). Y nadie le pudo salvar: ni su partido ni su dinero. Nada le pudo salvar - murió una muerte vergonzosa.

Este ejemplo debería ser una lección para Ucrania, que debemos respetar los días santos, especialmente. Y tenemos dar gracias a Dios, a Su bondad, a Su amor, Su presencia en la Tierra. De hecho, Él santifica la tierra, santifica el agua, santifica nuestra sangre.

Si está demasiado mal en las almas de algunas personas, entonces, por supuesto, o se limpian de este mal, o se sienten muy mal, se sienten poseídos por el demonio en los días santos. Al pasar los días santos, se sienten mejor.

Queridos míos, vivimos en este mundo de caos, este mundo de la oscuridad, de las energía difíciles y es muy difícil para nosotros en tal mundo. Por lo que debemos santificar nuestras casas. Ustedes tienen que llamar a un sacerdote con el agua de Jordán para santificar su hogar. Al principio pueden ustedes santificar su casa con el agua de Jordán por sí mismos.

"Se santifica mi casa - tiene que decir - con la aspersión del agua de Jordán . En el nombre del Padre, Amén, del Hijo, Amén, y el Espíritu Santo, Amén ".

¡Cristo ha sido bautizado! ¡En el río Jordán!

 

* *Apóstol (Tit, 2:11-14, 3:4-7):

2

11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres,

12 enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente,

13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús,

14 quien se dio a sí mismo por nosotros, para REDIMIRNOS DE TODA INIQUIDAD y PURIFICAR PARA SI UN PUEBLO PARA POSESION SUYA, celoso de buenas obras.

 

3

4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor hacia la humanidad,

5 El nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia, por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación por el Espíritu Santo,

6 que El derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Jesucristo nuestro Salvador,

7 para que justificados por su gracia fuésemos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna.

 

* *Evangile (Mateo, 3:11-17):

3

11 Yo a la verdad os bautizo con agua para arrepentimiento, pero el que viene detrás de mí es más poderoso que yo, a quien no soy digno de quitarle las sandalias; El os bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.

12 El bieldo está en su mano y limpiará completamente su era; y recogerá su trigo en el granero, pero quemará la paja en fuego inextinguible.

13 Entonces Jesús llegó de Galilea al Jordán, a donde estaba Juan, para ser bautizado por él.

14 Pero Juan trató de impedírselo, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?

15 Y respondiendo Jesús, le dijo: Permítelo ahora; porque es conveniente que cumplamos así toda justicia. Entonces Juan se lo permitió.

16 Después de ser bautizado, Jesús salió del agua inmediatamente; y he aquí, los cielos se abrieron, y él vio al Espíritu de Dios que descendía como una paloma y venía sobre El.

17 Y he aquí, se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido.

 




<<< 71 Página Contenido 73 Página >>>
   1      2      3      4      5      6      7      8      9      10      11      12      13      14      15      16      17      18      19      20      21      22      23      24      25      26      27      28      29      30      31      32      33      34      35      36      37      38      39      40      41      42      43      44      45      46      47      48      49      50      51      52      53      54      55      56      57      58      59      60      61      62      63      64      65      66      67      68      69      70      71      72      73      74      75      76      77      78      79      80      81      82      83      84      85      86      87      88      89      90      91      92      93      94      95      96      97      98      99      100      101      102      103      104   


 
 
Arriba

NoticiasLecciones EspiritualesLinaje Episcopal CanónicoHistoria de la IOUA
Fundamentos Principales de la IOUA-CPatriarca MoisésSus PreguntasCartas y Respuestas
VacantesJerarquía de la IOUA-CEnlacesPhotochrónicas

 
Sitio Oficial de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica,
url:www.soborna.org
Contáctenos: PatriarchMoses@soborna.org
+380 044 587 77 90
webmaster