.
Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés. Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés. Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés.
  Noticias * Lecciones Espirituales * Linaje Episcopal Canónico * Historia de la IOUA  
  Fundamentos Principales de la IOUA-C * Patriarca Moisés * Sus Preguntas * Cartas y Respuestas * Vacantes  
 
 
 

LECCIONES ESPIRITUALES


33. EL SERMÓN DE PATRIARCA MOISÉS
SOBRE EL SANEAMIENTO DEL SIERVO DE UN CENTURIÓN,
el 13 de julio de 2008


 

El cuatro domingo después de Pentecostés

¡Gloria a Jesucristo, queridos hermanos y hermanas!

Hoy hemos escuchado en el Santo Evangelio de Mateo (VIII:5-13), como el Señor se regocijó de las palabras del centurión. Centurión era un jefe militar que había cientos de soldados, les mandaba. Y él tenía un siervo que estaba enfermo. Fue capitán en el ejército romano. Los romanos subyugaban a los hebreos. Los romanos eran para los Hebreos como los invasores, como los paganos, porque ellos no creían en un Dios, tenían muchos dioses - malos y indecentes. Y aquí uno de estos paganos, los impuros vino a Jesús. Y Jesús entonces estaba sentado en algún lugar entre la gente hablaba, predicaba, oía. Y quizás algunos hebreos dudaban de algo. Y este centurión vino, prestando atención a nadie, y le pide a Jesús como a un maestro, a un curador que viniera y sanara a su siervo.

Jesús dijo: "Yo iré y le sanaré". El centurión le respondió: "Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo". El centurión comprendía que otros condenarían a Jesús por su estancia en la casa del centurión romano. Él veía que no importaba a Jesús si la gente condenarían a Él o no que primeramente se preocupaba por la ayuda o otros y todo el resto ocupaba el puesto final. El Salvador anteponía la ayuda al prójimo: era un pagano o no pero necesitaba la ayuda. Y Jesús dijo: "Vale, vamos a tu casa". Y el centurión le respondió: "Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo". Pero en seguida este centurión le apuntó a Jesús a través de su fe grande: "solamente di la palabra, y mi criado sanará". Esto significó que él creía que Jesús tenía tal fuerza de mandar a Sus ángeles. Y Sus ángeles irán en seguida, harán todo y sanarán. Sólo Jesús tiene que decir un palabra que el siervo está sano. El centurión entonces da un ejemplo: "Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.". Es decir, este hombre informó a Jesús que todo lo que dirá a sus ángles lo harán.

Y, por supuesto, eso fue la razón de que Jesús era muy feliz.Se alegró mucho, por lo que dijo: "De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe." No se sabían de donde había venido, no se sabían donde él había estudiao no se sabían si había creido en Dios sino tenía la fe más fuerte que otros que venían en la sinagoga, habían oído mucho y habían sabido mucho. Jesús estaba muy feliz. Dijo: "Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos"(Mateo,VIII:11).. Muchos vendrán. Nosotros somos los por los cuales Jesús predijo que iríamos de oeste y de este. Para ellos somos en el oeste, para los estadounidenses somos desde el este. Es decir, para los hebreos,para Jerusalén somos de oeste que vamos sentarse con Abraham, Isaac, Jacob con nuestras aciiones, con nuestro servicio, nuestra fe. Por lo que creemos y tratamos de creer, como aquel centurión creía que Jesús podía todo, si venir a Él con sinceridad pidiendo con sinceridad, y desear sinceramente.

También queremos creer que Jesús puede sanar a nuestra Ucrania.Pero para esto debe Él servir a través de nosotros, como por el centurión, que otras personas ven que creemos en esto,que estamos convencidos de este y lo mantenemos en corazón con piedad y convencemos a cada uno. Porque creemos que Él está con nosotros, que Él nunca nos abandonará, Él nos guiará, nos guiará, como la mano del Señor que viene del Cielo, para sacar a Ucrania del infierno, a donde cae, donde ya está casi la gran parte del mundo.

La moral es muy simple que tomamos de aquí: debemos creer. Debemos creer a tal grado como sabemos, ya que de verdad conocemos a Dios cada día. Nosotros le conocemos a Dios en nuestra vida. Uno de los santos dijo: - ¿Qué es la fe en comparación con el conocimiento de Dios? Aquellos que han conocido a Dios, están más superiores que los que simplemente creen. Él que ha conocido no perderá la fe, no traicionará a Dios. Y él que sólo cree puede perder la fe y en el momento difícil de su vida puede traicionar a Dios.

Conocemos a Dios en como Su calor desciende a nosotros y como Su gracia nos sana. Cuando hemos venido atormentados después del trabajo semanal aquí para rezar nuestras almas se curan. Volvemos a estar alegres apesar de ver como nos odian nuestros enemigos. Aunque podemos entregarse a sentimientos del miedo, de ofensas que pueden desgarrarnos, desgarrar nuestras almas. Pero nosotros vamos aquí y nuestras almas vuelven a sanarse. Conocemos a Dios en las profecías, conocemos a Dios en las sensaciones de los ángeles, en las visiones de Él. Conocemos a Dios en las profecías. En todas las profecías conocemos a Dios. Y nuestro servicio a vosotros esto ya es la presencia de Dios para que vosotros sintáis, veáis y vengáis. Creemos, desarrollamos y esto es el asunto muy santo que hacemos ahora. Parece al cohete que pierde muchas fuerzas antes de despegar. Y cuando despegue pierde menos fuerzas y vuela rápidamente. Y todos se embelesan mirandola y quieren tener alguna relación a este cohete, a su gloria a todo, a donde vuela a los cielos.

Así es el servicio de Dios en la tierra a través de nosotros y parece que pasa en la manera difícil y muchos frenos se concten para impedir despegar a este cohete. Y cuando ha despegado, será tarde a este gente que ha impedido adherirse a la gloria de Dios y podrían sólo ver a esto. Y nosotros tenemos que ser aquellos que ayudan a despegar a este cohete, que ganan las oraciones, nuestra fuerza, los flujos de oración que se unen con Dios, la oración a la cual Dios oye de nosotros, de Ucrania. Estas oraciones van como los hilos puros de oro al Señor y descienden con la gracia a nuestra capital a la cual el pueblo ucraniano atormenta con diferentes contaminaciones, pero tales oraciones descienden con su gracia a Ucrania, a regiones diferentes de ella, Transcarpacia por ejemplo donde tenemos nuestros hermanos y hermanas por los cuales también debemos rezar para vigorizarlos con la oración y luego con las acciones.

Y tenemos como la partícula de Dios moverse como un conjunto, con la alegría. Tenemos que gozarse y alegrarse si de nuevo sufriremos algunas persecuciones, ataques porque un galardón grande espera a nosotros en los cielos.

Y luego tenemos que darse cuente con conciencia que construimos Su reino,por el bien de que Dios vino a la Tierra hace 2.000 años.Está claro, hay una superposición en alguna parte, se trata de aquellas almas diabólicas que entran en las religiones. Ellos son los extremistas que no pueden amar. Ellos siempre odian. Ellos odian a otros que son de otra religión y esto algo como justifica su odio. Ellos no pueden esconder su odio, la cual deben expresar. Porque odiaban a Jesús Cristo, que también era un hebreo. Pero Él les dijo que no eran los hijos de Dios, su padre fue diablo, y fue porque le odían.Dijeron:"¿Quién quiere matarte? No queremos "Y entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle ¿Comprendéis?

Está claro que el mal ha penetrado en todas partes,en todas las religiones. Está en todas partes, pero y en todas partes están los hijos de Dios que aspiran al renacimiento espiritual, el renacimiento de la doctrina que Dios trajo a la Tierra durante todo el tiempo de permanencia de la humanidad en la Tierra.

Dios siempre ha llevado y llevará, hasta que nos lleve al fin al caos,a la armonización inicial de la construcción del reino de Dios, que la gente no lo reconoce ya, simplemente no entiende lo que es el reino de Dios. Cree que es la comida, bebida. Como Jesús dice que esto no es ni comida ni bebida, y que es una alegría, es sosiego, es cuando en un espíritu construimos la casa de Dios, porque sentimos que hay una gran gracia y sabemos que habrá gracia aún mayor. No sólo vamos a estar allí para orar y alabar a Dios, pero mucha gente vendrá allí. Estamos muy felices cuando hacemos algo y creemos en esto, porque estamos en un espíritu, el espíritu de perfección que está en el Espíritu Santo, como un conjunto, como los niños, como las hijas, como los hijos de Dios os llamáis vosotros.

Como escuchamos hoy en la Epístola (Romanos, VI:18) "Y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia". Voy a corregir un poco al Apóstol Pablo y diría que eran los siervos del pecado, pero ahora nos convertíamos en los hijos de Dios, las hijas de Dios, las hijas de la verdad, los hijos de la verdad. ¿Qué os gusta más: ser esclavos -, hijos o hijas de Dios, o los esclavos?
- No, ser los hijos de Dios.

Y a esto debemos aspirar. Y así nosotros en nuestros servicios en casi todas partes rechazan el término "siervo". Oramos por la paz no de los siervos de Dios sino por la paz de un fiel de Dios. Poco a poco sacamos esta palabra. Está claro, hay una mentalidad de esclavos, que no saben que hacer, a todos ellos se debe decir que hacer aún si están en la fase inicial de los hijos de Dios. Las personas que conscientemente saben como seguir a Dios en su corazón, están conscientes de sí mismos que son hijos de Dios, a quien Dios ama, por los cuales Dios tiene cuidad a través de sus ángeles. Y si vosotros pensáis así, sentiréis de verdad que sois sus hijos que Él os ama que Él no es un mito que Él está. Vosotros vais a experimentar la presencia de Dios, la gracia de Dios en sus corazones. La irritabilidad de su corazón, es decir, el diablo va a desaparecer. Entonces estará incómodo para el mal en su alma. Y la gracia de Dios estará en vosotros para ayudaros a salvarse y ser un ejemplo para los demás para convencer a otros, donde es el camino justo y como es. No debemos decir mucho o saber mucho sino tenemos que seguir más a esta verdad con nuestras obras y nuestra vida.

¡Gloria a Jesucristo!

 

Apóstol (Romanos 4:18-23):

4

18 El creyó en esperanza contra esperanza, a fin de llegar a ser padre de muchas naciones, conforme a lo que se le había dicho: ASI SERA TU DESCENDENCIA.

Y sin debilitarse en la fe contempló su propio cuerpo, que ya estaba como muerto puesto que tenía como cien años, y la esterilidad de la matriz de Sara;

20 sin embargo, respecto a la promesa de Dios, Abraham no titubeó con incredulidad, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,

21 y estando plenamente convencido de que lo que Dios había prometido, poderoso era también para cumplirlo.

22 Por lo cual también su fe LE FUE CONTADA POR JUSTICIA.

23 Y no sólo por él fue escrito que le fue contada,

 

Evangelio (Mateo 8:5-13):

8

5 Y cuando entró Jesús en Capernaúm se le acercó un centurión suplicándole,

6 y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, sufriendo mucho.

7 Y Jesús le dijo*: Yo iré y lo sanaré.

8 Pero el centurión respondió y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; mas solamente di la palabra y mi criado quedará sano.

9 Porque yo también soy hombre bajo autoridad, con soldados a mis órdenes; y digo a éste: "Ve", y va; y al otro: "Ven", y viene; y a mi siervo: "Haz esto", y lo hace.

10 Al oírlo Jesús, se maravilló y dijo a los que le seguían: En verdad os digo que en Israel no he hallado en nadie una fe tan grande.

11 Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos.

12 Pero los hijos del reino serán arrojados a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes.

 




<<< 32 Página Contenido 34 Página >>>
   1      2      3      4      5      6      7      8      9      10      11      12      13      14      15      16      17      18      19      20      21      22      23      24      25      26      27      28      29      30      31      32      33      34      35      36      37      38      39      40      41      42      43      44      45      46      47      48      49      50      51      52      53      54      55      56      57      58      59      60      61      62      63      64      65      66      67      68      69      70      71      72      73      74      75      76      77      78      79      80      81      82      83      84      85      86      87      88      89      90      91      92      93      94      95      96      97      98      99      100      101      102      103      104   


 
 
Arriba

NoticiasLecciones EspiritualesLinaje Episcopal CanónicoHistoria de la IOUA
Fundamentos Principales de la IOUA-CPatriarca MoisésSus PreguntasCartas y Respuestas
VacantesJerarquía de la IOUA-CEnlacesPhotochrónicas

 
Sitio Oficial de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica,
url:www.soborna.org
Contáctenos: PatriarchMoses@soborna.org
+380 044 587 77 90
webmaster