.
Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés. Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés. Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica. Moisés.
  Noticias * Lecciones Espirituales * Linaje Episcopal Canónico * Historia de la IOUA  
  Fundamentos Principales de la IOUA-C * Patriarca Moisés * Sus Preguntas * Cartas y Respuestas * Vacantes  
 
 
 

LECCIONES ESPIRITUALES


40. SERMÓN DE PATRIARCA MOISÉS
EL DÍA DE TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR,
20 de agosto de 2006


 

Transfiguración del nuestro Señor y Salvador Jesucristo

¡Gloria a Jesucristo!

¡Felicito a vosotros con motivo de la fieste de Transfiguración del Señor!

Este día Señor tomó a Sus discípulos más queridos que ya habían tenido con Él la contemplación oracional y místico. Él tomó a los apóstoles Pedro, Jacobo y Juan. Ellos ascendieron a la montaña donde hicieron una oración contemplativa (Mateo, XVII:1-9). Y para ellos el Señor se transfiguró en sus oraciones. Jesús se volvió resplandeciente. Y entonces vieron a Él y sintieron la gracia y vieron en oración a Moisés y Elías cerca de Él que vigorizaban a Jesús, informandole que Él iba a venir en Jerusalén y sufrir para la salvación. Ellos sintieron la gran gracia, la gran alegría y Apóstol Pedro dijo: " Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí; y hagamos tres enramadas, una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. "

En esta oración apóstoles sintieron tal gracia la cual sentiáis vosotros a veces cuando rezabamos. Ellos sintieron la gracia y no querían ir a cualquier otro lugar ya que en la antigua Iglesia de hebreos todo era muy atrasado: las tradiciones, el vacío, la idolatría. Es igual que tenemos hoy ? una herencia de KGB de Moscú en la ortodoxia que ha envuelto a toda Ucrania. Entonces era la misma situación. Y cuando los apóstoles sintieron la gracia, dijeron que no se irían de allí. "Entonces vino una nube que les hizo sombra, y desde la nube una voz que decía: Este es mi Hijo amado; a él oíd". Ellos se asustaron y se pusieron de rodillas. "Y luego, cuando miraron, no vieron más a nadie consigo, sino a Jesús solo". Jesús está cerca de ellos y les mandó que a nadie dijesen sobre tal oración secreta y especialmente sobre quien era Él.

Hoy hemos escuchado en el Santo Evangelio que el Señor se transfiguró. Y nosotros tenemos que tratar de transfigurarse en nuestros corazones, purificarse para que también saber ver al Señor en el nuestros corazones y saber sentir Su presencia entre nosotros y transfigurar para que Ucrania se transfigurará también en futuro. También puede transfigurarse, sólo a través de su gente que escucha a la palabra de Dios y se llena con Su fuerza.

El mundo seduce, por eso tenemos que ser sabios, tenemos que rezar siempre para que el ángel custodio siempre purifique nuestras oraciones y para que nuestro Señor Jesucristo guarde nuestros pensamiemtos que pasan a los sentimientos, luego a los deseos. Para que estos sentimientos y deseos sean sólo claros, sólo de Dios. Preocupémonos por la transfiguración en nuestros corazones y por el Señor está con nosotros para llenarnos a través de la Santa Comunión santificada por el Espíritu Santo. Para que Él esté con Su gracia, Su sabiduría. tenemos que oponerse a la energía de la gente mala, al espíritu malo. Tenemos que alejarse de esto lo más posible, pero no huyamos porque ellos van a alcanzarnos. Tenemos que ser armados con oración: "Dios, dame el amor y el perdón a esta persona" ya que vivimos en este mundo y tenemos que hacer lo que hacemos.

Lo primero - tenemos que creer en que Dios desarrolla a Su santa Iglesia. Lo segundo ? tenemos que tener confianza en lo mejor, tenemos que ser optimistas ya que hay unas revelaciones buenas que Ucrania logrará a escaparse de este oscuridad. Sí, es difícil, vencer al príncipe de este mundo. Pero Dios es más fuerte y Él le pondrá la pierna encima del diablo, le apretará al suelo a tal grado que no va a levantarse nunca el diablo. El Señor ya le ha apretado si podemos orar en la manera tan libre porque no persiguen a nosotros como era en el tiempo de los primeros cristianos. Pero este es sólo comienzo. El Señor es más fuerte. Llega en Su gloria. Empieza una nueva época, la era del Acuario, la era de la gente sabia, los ángeles fuertes en los cuerpos humanos en la tierra. Ellos llegarán para gobernar en este mundo para que Dios a través de ellos goberne en todo el mundo. Ellos saben que Dios existe y no se debe hacer algo sin Él y no se debe aceptar ningunas pensamientos antes de hacer la oración. Entonces pensamiento llega de Dios y sabes decierto que es este pensamiento.

Así vamos a edificar lo que no se destruye nunca ya que aquí Él es Creador del Universo que ha edificado a todo el Universo. Va a edificar y en política, y en economía y en la esfera de enseñanza. Dondequiera seamos, tenemos que edificar todo con Él, con Creador. Tratemos de ser transfigurados siempre a pesar de la oscuridad que nos envuelva. Podemos estar tristes, podemos llorar pero no tenemos que dejar a la oscuridad entrar en nosotros aunque ella rabia por entrar adentro de nosotros.

Purifiquémonos y merezcamos la Santa Comunión que hemos recibido hoy el día de la gran fiesta de la Transfiguración del Señor. Que Dios entre en el corazón de cada uno de vosotros, en la conciencia, en la comprensión y a través de vuestras obras buenas que se manifiesta para este mundo. ¿Vale? Ahora nos concentramos, las almas buenas se reunen. "Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mateo, XVIII:20). Es difícil a cada uno encontrar un amigo y aquí estamos muchos y somos de Dios y nuestro número crece. Aumentémonos en el nombre de la verdad de Dios, ya que ella es necesaria, porque necesitamos de la Verdad de Dios y de Dios mismo. La humanidad se ahoga sin Él. ¿Sí o no? Especialmente en el tiempo de las tentaciones. Tratemos que estar con Dios.

Que Dios os bendiga con Su amor y Su gracia.

¡Os felicito con la fiesta, queridos hermanos y hermanas!

 

Apóstol (2 Pedro, 1:10-19):

1

10 Así que, hermanos, sed tanto más diligentes para hacer firme vuestro llamado y elección de parte de Dios; porque mientras hagáis estas cosas nunca tropezaréis;

11 pues de esta manera os será concedida ampliamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

12 Por tanto, siempre estaré listo para recordaros estas cosas, aunque vosotros ya las sabéis y habéis sido confirmados en la verdad que está presente en vosotros.

13 Y considero justo, mientras esté en este cuerpo, estimularos recordándoos estas cosas,

14 sabiendo que mi separación del cuerpo terrenal es inminente, tal como me lo ha declarado nuestro Señor Jesucristo.

15 También yo procuraré con diligencia, que en todo tiempo, después de mi partida, podáis recordar estas cosas.

16 Porque cuando os dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no seguimos fábulas ingeniosamente inventadas, sino que fuimos testigos oculares de su majestad.

17 Pues cuando El recibió honor y gloria de Dios Padre, la majestuosa Gloria le hizo esta declaración: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido;

18 nosotros mismos escuchamos esta declaración, hecha desde el cielo cuando estábamos con El en el monte santo.

19 Y así tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en prestar atención como a una lámpara que brilla en el lugar oscuro, hasta que el día despunte y el lucero de la mañana aparezca en vuestros corazones.

 

Evangile (atthieu 17:1-9):

17

1 Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto;

2 y se transfiguró delante de ellos; y su rostro resplandeció como el sol, y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz.

3 Y he aquí, se les aparecieron Moisés y Elías hablando con El.

4 Entonces Pedro, tomando la palabra, dijo a Jesús: Señor, bueno es estarnos aquí; si quieres, haré aquí tres enramadas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.

5 Mientras estaba aún hablando, he aquí, una nube luminosa los cubrió; y una voz salió de la nube, diciendo: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido; a El oíd.

6 Cuando los discípulos oyeron esto, cayeron sobre sus rostros y tuvieron gran temor.

7 Entonces se les acercó Jesús, y tocándolos, dijo: Levantaos y no temáis.

8 Y cuando alzaron sus ojos no vieron a nadie, sino a Jesús solo.

9 Mientras descendían del monte, Jesús les ordenó, diciendo: No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del Hombre haya resucitado de entre los muertos.

 

 




<<< 39 Página Contenido 41 Página >>>
   1      2      3      4      5      6      7      8      9      10      11      12      13      14      15      16      17      18      19      20      21      22      23      24      25      26      27      28      29      30      31      32      33      34      35      36      37      38      39      40      41      42      43      44      45      46      47      48      49      50      51      52      53      54      55      56      57      58      59      60      61      62      63      64      65      66      67      68      69      70      71      72      73      74      75      76      77      78      79      80      81      82      83      84      85      86      87      88      89      90      91      92      93      94      95      96      97      98      99      100      101      102      103      104   


 
 
Arriba

NoticiasLecciones EspiritualesLinaje Episcopal CanónicoHistoria de la IOUA
Fundamentos Principales de la IOUA-CPatriarca MoisésSus PreguntasCartas y Respuestas
VacantesJerarquía de la IOUA-CEnlacesPhotochrónicas

 
Sitio Oficial de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala Canónica,
url:www.soborna.org
Contáctenos: PatriarchMoses@soborna.org
+380 044 587 77 90
webmaster